Sobre Happy Cami

Todo empezó con unos stickers de caritas felices que me regaló mi abuelito cuando yo tenía 10 años.  Me dijo: “para que regales a los demás”.

Desde ese entonces, donde yo iba estaban también mis stickers de caritas felices y se los pegaba a las personas. Mis caritas felices me han acompañado en todos los momentos importantes en mi vida como mis quinces, cumpleaños, graduación, matrimonio, viajes.

En todos estos años he regalado mas de  100.000 caritas felices a mi familia, amigos y desconocidos (y la cuenta continua). Me di cuenta del poder que tiene este símbolo de Felicidad pero también la lucha diaria que tienen todas las personas en la “búsqueda de la Felicidad.”

Desde hace algunos años me he dedicado a estudiar la Felicidad como ciencia, qué hace a las personas verdaderamente felices y a entender cómo desde mi propia pasión puedo ayudarlas con herramientas practicas en ese camino feliz que es la vida.

Cuando me convertí en mamá, me di cuenta de la pieza tan importante que le falta a la educación actual en los niños.

Según la ciencia, el 50% de nuestra felicidad proviene de nuestros genes, el 10% de las circunstancias de la vida y el 40% restante de comportamientos aprendidos como nuestros pensamientos y elecciones, ¡y este gran porcentaje está en NUESTRO CONTROL!

Creo que en este 40% es donde la educación juega un papel fundamental, si nosotros como padres nos educamos con herramientas, estrategias y si logramos cambiar positivamente nuestros hábitos; también podemos educar a nuestros hijos con una visión positiva de la vida.
Mi misión es transformar juntos la forma en que las próximas generaciones perciben la felicidad.

Mi abuelito ya no esta en este mundo terrenal, pero sin lugar a dudas, fue uno de los mejores legados que me dejó. Sin saberlo, cuando me regaló ese paquete de caritas felices, despertó en mí una pasión por dar, inspirar y compartir Felicidad.

 

Gracias por estar aqui!

 

 

Te regalo una carita feliz :)